viernes, 13 de febrero de 2009

El Real Avilés en Chamartín

Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club de Bilbao son a día de hoy los tres únicos clubes que han disputado todas las ediciones de la Primera División española de fútbol. El Real Avilés, desgraciadamente, no ha sido capaz de alcanzar jamás la máxima categoría, aunque alguna vez haya estado muy cerca. Estas dos circunstancias, sumadas a las discretas actuaciones del Real Avilés en la Copa de España a lo largo de su historia, han hecho imposible que se produjera ningún enfrentamiento oficial entre el club avilesino y los tres grandes equipos antes citados.

Sin embargo, en una ocasión el Real Avilés visitó el madrileño campo de Chamartín para enfrentarse al Real Madrid. Fue en partido amistoso, un 7 de septiembre de 1952, con motivo de la presentación del equipo merengue ante sus aficionados. El Real Avilés llegaba al coliseo madrileño como un equipo de 2ª división que debía servir de sparring a todo un Real Madrid.


De pie: Munárriz, Mantido II, Mantido I, Castejón, Nando y Bermejo. Agachados: Luis Sánchez, Ernesto, Linares, Llana y Riestra.


La alineación que presentaba el equipo blanco era la formada por Alonso; Alonso II, Oliva, Navarro; Muñoz, Montalvo; Olmedo, Olsen, Pahiño, Molowny y Cabrera. A lo largo del partido gozarían también de minutos Cosme, Adauto, Clemente, Hon, Zárraga, Cedrés, Joseíto, Alvarito y Arsuaga.

Por parte del Real Avilés saltaban al terreno de juego Munárriz; Mantido I, Llana, Mantido II; Bermejo, Castejón; Riestra, Ernesto, Nando, Luis Sánchez y Linares. En el segundo periodo el once blanquiazul era el formado por Munárriz; Santinos, Llana, Mantido II; Luis Sánchez, Castejón; Quinín, Ernesto, Nando, Robledo y Linares.

La primera mitad terminaba con empate a un gol en el marcador, después de que Luis Sánchez consiguiera igualar el tanto que su compañero Bermejo había marcado a Munárriz en su propia meta. Según las crónicas de la época “el conjunto local no pudo forzar la defensa del Avilés” ya que “todos sus jugadores defendieron magníficamente su puerta”.

En el segundo tiempo la superioridad madridista se hacía patente y los goles de Alvarito y Zárraga decantaban el partido del lado local, estableciendo el definitivo 3 a 1 en el marcador.

Aún así el Real Avilés ofreció una excelente imagen, como muestran los comentarios en la prensa del día siguiente: “Ha sido un encuentro entretenido, mostrando los jugadores del club asturiano un gran entusiasmo y una tenacidad fuera de lo común, igualando en varios momentos el partido y llevando al área madridista situaciones de peligro, tanto en el primer como en el segundo tiempo”.

Este buen inicio de temporada por parte avilesina quedaría luego refrendado en la competición liguera, donde se conseguía la clasificación para la disputa de la promoción de ascenso a 1ª división. Razones deportivas y también extradeportivas alejaron al Real Avilés de la máxima categoría.

El regreso a Chamartín (Santiago Bernabéu en la actualidad) para la disputa de un partido liguero sigue siendo hoy en día sólo un sueño, un sueño cada vez más imposible.


1 comentario:

Oquendo F.S dijo...

parece mentira que el aviles jugara contra el madrid...y pensar que ahora esta en tercera

 
Related Posts with Thumbnails